Este pasado 25 de julio de 2020, Día de Galicia en honor a Santiago Apóstol, la plantilla del primer equipo del Viaxes Amarelle FSF certificó sobre la cancha del Pabellón Municipal de Sagrada Familia (A Coruña) el ansiado regreso a la Primera División Nacional Femenina de Fútbol Sala. Una temporada atípica, y marcada por el parón con motivo de la pandemia mundial de COVID-19, pero que no minusvalora en absoluto, sino pone más en alto el logro conseguido por el grupo de jugadoras y cuerpo técnico, que hasta el momento del parón, ocupaban la primera posición de la general con una ventaja de 6 puntos sobre el segundo clasificado y 10 puntos sobre el tercero, a pesar de llevar un partido menos disputado; además de que en los 16 encuentros disputados en competición regular no cedieron ninguna derrota, contando 14 victorias y 2 empates; sumado al equipo más anotador y con menos goles en contra de toda la competición nacional de fútbol sala femenino.

Las condiciones no fueron las más propicias, con el parón del COVID-19; pero jugadoras y cuerpo técnico del conjunto herculino asumieron el gran reto de preparar y ganar sobre la cancha un ascenso a la Primera División Nacional de Fútbol Sala Femenino; jugándose su única carta, a un partido a vida o muerte, después de casi 5 meses sin disputar ningún partido, y acumular un desgaste mental de 341 días de temporada, desde que habían empezado a entrenar el pasado 19 de agosto de 2019. Jugadoras y cuerpo técnico renunciaron a sus vacaciones y a estar con su familia, en algunos casos, para poder afrontar este partido y conseguir un logro destacado para el club herculino; algo por lo que la entidad de la ciudad herculina siempre estará agradecida a estas jugadoras y cuerpo técnico.

Aunque tras superar un play-off complicado; ahora viene un nuevo reto y este en los despachos para la directiva del conjunto herculino; que se encuentra con apenas margen de reacción para poder planificar la siguiente temporada 2020/2021, ya que la misma según borrador del Comité de Competición de la RFEF (enviado minutos después de conseguir el ascenso) tienen previsto dar comienzo a la competición el primer fin de semana de septiembre.

Esto provoca que jugadoras y cuerpo técnico apenas puedan gozar de un merecido descanso, y tengan que ponerse a pensar ya en el inicio de la siguiente temporada.

Si esto fuese poco, la directiva herculina se encuentra con dificultades para poder formalizar una plantilla competitiva, dado que los 16 equipos de la pasada temporada en la Primera División Nacional Femenina FS llevan meses preparando su plantilla, e incluso muchos de ellos ya la tienen cerrada desde hace más de dos meses, y planificado ya el inicio de la pretemporada, conocido el más que inminente inicio de la competición nacional. Mientras que la entidad herculina se vio obligada a esperar conocer si conseguía el ascenso de categoría o no, para poder empezar a planificar la siguiente temporada.

Si estos no fuesen suficientes inconvenientes, a ellos se suma uno ya conocido; que era que la competición de Primera División Nacional Femenina de Fútbol Sala, exigente ya por sí sola este año se amplía en 4 equipos, y en consecuencia en 8 jornadas más; dando lugar a una de las competiciones más largas de los últimos años en la élite del futsal femenino.

Con la previsible configuración de la competición nacional, hablamos siempre de provisionales, puesto que los periodos de inscripción todavía no se abrirán por parte de la RFEF hasta el próximo 4 de agosto y perdurará el mismo hasta el 12 de agosto (según informaciones directas de la RFEF en los últimos días); el club herculino tendría que realizarlos siguientes desplazamientos durante la nueva temporada:

  • 2 desplazamientos a Zaragoza
  • 2 desplazamientos a Alicante
  • 1 desplazamiento a Telde (Gran Canaria – Las Palmas)
  • 1 desplazamiento a Melilla
  • 1 desplazamiento a Esplugues de Llobregat (Barcelona)
  • 1 desplazamiento a Roldán (Murcia)
  • 1 desplazamiento a Bilbao
  • 5 desplazamientos a la Comunidad de Madrid
  • 4 desplazamientos dentro de la Comunidad de Galicia

El club Viaxes Amarelle FSF es conocido por ser un referente en el ámbito local, autonómico e incluso nacional del fútbol sala femenino después de 23 años dedicados a este deporte; y que se ha mantenido desde el año 1997 con el incansable aporte de un Presidente y Junta Directiva que han puesto toda la carne en el asador por un proyecto de fútbol sala femenino serio para la ciudad de A Coruña.

Un club que siempre ha cumplido con sus compromisos adquiridos con jugadoras, técnicos y proveedores, haciendo viable competir en lo más alto con un presupuesto diez veces inferior al de otros clubes que competían por los mismos logros.

Y si esto fuese poco, ha sido siempre un claro defensor del deporte de base, apostando por las categorías inferiores, formando jugadoras desde sus inicios y teniendo equipos en categorías benjamín, alevín, infantil, cadete, juvenil y sus respectivos filiales senior. Y sabiendo que lo importante es la formación, siempre ha estado luchando en la zona noble de sus respectivas competiciones, y apostando por entrenadores de renombre para formar a las futuras promesas del club.

El Viaxes Amarelle FSF nunca ha contado con un gran patrocinador principal que dé soporte a un club de estas dimensiones y se ha apoyado en pequeños patrocinios, sobre todo empresas del sector de la hostelería, y que debido a la pandemia actual, han sido uno de los sectores más perjudicados; por lo que se dificulta su colaboración de cara la próxima temporada; situación que entendemos a la perfección, y a la entidad herculina le gustaría aprovechar la ocasión para agradecer su esfuerzo, temporada tras temporada, con el deporte femenino.

Además nuestros rivales sobre la cancha y amigos en la defensa del futsal femenino, cuentan, en su mayoría, con apoyos de empresas importantes de sus ciudades o en su defecto con acuerdos con entidades deportivas mayores, que permiten asumir el reto de la competición con más garantías.

El Viaxes Amarelle FSF lleva años intentando llegar a entrar en el corazoncito de esas empresas de referencia en nuestra ciudad (habelas, hainas), y que confiasen en nosotros para promocionarlos, y a la par ayudarnos; pero nunca hemos conseguido entrar con solvencia y siempre hemos recibido una respuesta negativa; a pesar de saber que tenemos empresas referencia en muchos sectores económicos.

La entidad herculina NECESITA encontrar un patrocinador principal que apoye un proyecto que llevan implantado desde el año 1997, y en el 2005 recogió el testigo de un mítico club, el Sal Lence FSF, que empezó con su actividad en la ciudad en los años 80, y en los inicios de los 2000 se veía abocado a la desaparición total; si no fuese por el altruismo del presidente del Viaxes Amarelle FSF, llevando su testigo en el tiempo.

La entidad fomenta el deporte desde las categorías inferiores, dejando abierta la ilusión a las jóvenes promesas de que en un futuro pueden competir en su ciudad, con el equipo que las vio crecer, en lo más alto del fútbol sala femenino.

Además desde al año 2009, que la entidad accedió por invitación a la recién creada Segunda División Nacional Femenina de Fútbol Sala, el club siempre estuvo en competiciones nacionales. Y tras una primera temporada de adaptación a la categoría, manteniendo la categoría, en las temporadas siguientes estuvo en la zona noble, hasta que en la temporada 2011/2012 consiguieron el ascenso a la Primera División Nacional Femenina FS, donde el club se mantuvo tres temporadas consecutivas. En la temporada 2015/2016, las herculinas regresaron a la Segunda División Nacional Femenina de Fútbol Sala y tras dos temporadas quedándose a las puertas de entrar en el play-off de ascenso, a la tercera llegó la oportunidad de jugar un play-off, que las herculinas volverían a ganar; y conseguir así regresar a la élite en la temporada 2018/2019, con la mala fortuna de caer a los últimos puestos en las últimas jornadas de la competición.

Tras ese mazazo, el club apostó  por mantener el bloque, y lo que finalmente ha dado fruto a que actualmente las herculinas regresen a lo más alto de la competición de fútbol sala femenino.

Actualmente en la ciudad herculina solo podemos contar con otros cuatro equipos que están en lo más alto de sus deportes; como son el Depor Abanca en la Liga Iberdrola de Fútbol Femenino, el Hockey Club Liceo en la Ok Liga Masculina, el HC Borbolla en la OK Liga Femenina y el CRAT Residencia Rialta en la Liga Iberdrola de Rugby Femenino.

Y nos preguntamos, el ser un constante estar en la zona noble, con un proyecto estable y garantista, no es suficiente para que alguna empresa se interese y se implique con el deporte femenino de la ciudad.

Es por todo lo expuesto anteriormente, que solicitamos encarecidamente colaboración; por una parte de los estamentos públicos, y por otra parte la implicación del tejido empresarial de nuestra ciudad, teniendo en cuenta que vamos a recorrer toda la geografía española con su marca y con la ciudad por bandera.

Si la entidad herculina no consigue cerrar ningún apoyo más a los que cuenta actualmente, principalmente de organismos públicos; la entidad se verá encaminada a tener que renunciar a una inscripción en la Primera División Nacional Femenina de Fútbol Sala, y no poder participar en una competición y una plaza que se han ganado con mucho esfuerzo y por méritos deportivos sobre la cancha.

El club herculino está interesado en dar continuidad al proyecto, pero también en seguir cumpliendo con los compromisos adquiridos con personal técnico, deportivo y colaboradores externos; algo que sin sumar apoyos, sería inviable económicamente, a la par que muy injusto con las jugadoras y cuerpo técnico que tanto esfuerzo demostraron estos últimos meses; y como no, sería una decepción para nuestra afición, que siempre ha sido fiel a nuestros colores.

LA CUENTA ATRÁS CORRE, EL PLAZO DE INSCRIPCIÓN SE AGOTA EL 12 DE AGOSTO

TE NECESITAMOS, ¿NOS AYUDAS?