En la mañana de este jueves, el club herculino del Viaxes Amarelle FSF junto con otros equipos de la Segunda División Nacional Femenina FS de diferentes grupos ha trasladado un escrito a la RFEF y el Comité Nacional de Fútbol Sala donde interpela a las posibilidades reales de que se dispute un play-off de ascenso equitativo y justo en condiciones para todos los clubes implicados, en la disputa del mismo; dado que se trata de competiciones no profesionales.

La apuesta del club herculino por hacer un equipo competitivo y que luchase por la vuelta a la categoría, de la que descendió la temporada pasada, fue plausible en los dos tercios que se disputaron; gracias a un trabajo innegable por parte del cuerpo técnico y jugadoras de la plantilla herculina en el Grupo I de la Segunda División Nacional Femenina FS.

Es por ello, que una vez que se paralizó la competición por causa del COVID-19, y según iba avanzando la situación; la entidad herculina estuvo en contacto con la Real Federación Gallega de Fútbol, la cual siempre se mostró comprensible con la situación de las gallegas, trasladándole las dudas sobre la situación creada; y es por ello que el pasado mes de abril de 2020, el club junto con otros equipos de Segunda División, y antes de que se diesen por finalizadas las competiciones; ya había requerido a la RFEF que marcase unas fechas tope para la disputa de los play-off exprés, los cuales nuestra entidad siempre ha estado dispuesto a disputar, pero ateniéndonos a unos plazos que fueran viables, y unas condiciones sanitarias que igualmente pudiesen ofrecer igualdad, y sobre todo seguridad, de condiciones a todos los equipos implicados.

En primer lugar, nos sorprender que por parte de la RFEF no haya habido un interés por realizar una reunión telemática con los clubes de fútbol sala femenino, implicados en las citadas competiciones tanto de play-off por el título de Primera División Femenina de Fútbol Sala como por el play-off de ascenso de los equipos de Segunda División. Y sorprende más, cuando la propia RFEF si que se reunió con los clubes de fútbol sala masculino, así como con los clubes de Segunda División B de fútbol. Sabemos que la RFEF está apostando por impulsar el fútbol sala femenino, y por esos nos sorprende tanto, que no hayan llegado a tantear la postura de los clubes implicados, antes de sacar la circular 68.

En clubes de fútbol sala femenino no profesionales (y en competiciones no profesionales), y prácticamente sin apoyos privados, competir en condiciones durante una temporada se hace duro; pero más duro se hace para el club ver que se tienen que alargar los compromisos de jugadoras y cuerpo técnico por un mes y medio más allá del inicialmente planteado en las normas reguladoras de la presente temporada; y además sin las garantías de que se pueda llegar a disputar el play-off.

Jugadoras y cuerpo técnico hacen mil maravillas durante la temporada para poder compatibilizar sus actividades profesionales u estudiantiles, con la competición no profesional, pero que a nivel de entrenamientos y trabajo semanal se puede considerar semi-profesional. Todos ellos tienen sus planes hechos desde un inicio de temporada, y ahora la RFEF quiere alargar la competición un mes y medio más; pudiendo perjudicar compromisos personales u opciones laborales de verano; dado que en las recomendaciones básicas de la citada circular la RFEF expone que “Durante el tiempo que duren los entrenamientos y la competición posterior, los jugadores no deben hacer vida social y mantenerse en sus domicilios o lugares de concentración cuando terminan los entrenamientos. Evitando reuniones, saludos con la mano a fin de evitar las situaciones de posible contagio.”

Los equipos implicados en el play-off, y que finalmente consigan el ascenso de categoría, se arriesgan a ver que el ascenso esta temporada puede ser una trampa mortal la próxima temporada, y que finalice con el descenso de categoría, o incluso no poder salir en la categoría; por quedar sin prácticamente margen de maniobra, para confeccionar plantillas, presupuesto, etcétera, mientras no tenga asegurado en que categoría competirá el curso siguiente.

Mientras que los equipos que están en la Primera División, por comunicarse el no descenso de categoría el pasado mes de abril, ya tienen prácticamente cerradas sus plantillas para el próximo curso; así como los equipos de Segunda División que saben en qué competición saldrán. Pero hay 12 clubes implicados en el play-off que son desconocedores de su situación, y lo serán hasta que llegue el 25 de julio; e incluso pudiendo llegar a tal fecha y que finalmente todo el trabajo haya sido en vano, por no darse las condiciones necesarias para que se disputen los play-off de ascenso.

La disputa de los play-off exprés no se entienden en una competición donde hay cuatro grupos, y cuatro ascensos; y más cuando en un inicio los play-off se hacían cruzando los equipos entre grupos; y actualmente se tienen que disputar los play-off dentro del mismo grupo; cuando esta situación solo da garantías de que se dispute a los equipos del grupo 1 que se encuentran en la misma comunidad autónoma; pero en el resto de grupos se encuentran implicadas tres equipos de tres comunidades autónomas diferentes, en cada uno de los grupos.

Los clubes firmantes del escrito a la RFEF y al Comité Nacional de Fútbol Sala requieren una serie de preguntas sobre las casuísticas que se pudiesen dar; y nos gustaría trasladarlas también al público en general:

  1. ¿Qué ocurre si llegada la fecha de disputa de los play-off no es viable que se dispute el mismo en alguna sede, y en otras sí?
  2. Si en una sede se disputan, y hay un ascenso por ganar el play-off ¿podría haber otro grupo donde por no poder disputarse, ascienda directamente el mejor clasificado en competición regular?
  3. ¿Se anularían todos los play-off?
  4. Si por esa casuística (de no poder disputarse los play-off en alguna sede), se anulasen los play-off ¿De qué valdría el mes y medio de entrenamiento de los equipos?
  5. ¿Quién asumiría los costes de intentar jugarse algo, que finalmente no se pueda jugar? ¿Lo haría la RFEF?
  6. Son competiciones no profesionales; es por ello que las jugadoras y técnicos no son profesionales. Esto implica que las jugadoras tienen sus propias actividades, pero en la circular 68, en las Recomendaciones básicas generales se habla de “Durante el tiempo que duren los entrenamientos y la competición posterior, los jugadores no deben hacer vida social y mantenerse en sus domicilios o lugares de concentración cuando terminan los entrenamientos. Evitando reuniones, saludos con la mano a fin de evitar las situaciones de posible contagio.”. ¿Qué club no profesional puede hacer cumplir esto a sus jugadores/as?
  7. Podemos seguir con estas preguntas, y es por ello, que dejamos una última pregunta. ¿Por qué nadie de la RFEF se reunió con los clubes de fútbol sala femenino implicados en los play-off, tanto de ascenso como por el título de Primera División, para valorar sus visiones, algo que si se hizo con el fútbol sala masculino y con el fútbol?

A fecha de 21 de mayo de 2020, y con la diferencia de fases de desescalada en las que se encuentra nuestro país, y sin que la propia federación pueda garantizar u obligar que unos clubes empiecen o no a entrenar en diferentes fechas; para poder ofrecer que los diferentes clubes lleguen en igualdad de condiciones a los citados play-off; o incluso que se puedan disputar los play-off en las 4 sedes en las mismas fechas, o incluso solo disputarse, por posibles problemáticas que puedan surgir; no acabamos la necesidad de forzar a disputar este tipo de play-off en una competición NO PROFESIONAL.

Nuestras jugadoras han estado trabajando durante todo el periodo de cuarentena; y de hecho han empezado ya a realizar trabajo individual supervisado por el cuerpo técnico; y creemos en sus posibilidades de conseguir sus objetivos dentro de una cancha; pero vemos innecesario forzar a jugadoras no profesionales a cumplir un estricto protocolo de aislamiento, constantes pruebas de salud, durante un periodo de un mes y medio; y sin tener las garantías de que se pueda disputar un play-off de ascenso justo para todos los equipos implicados.

A pesar de que la RFEF da la opción de que un club pueda renunciar a participar en el play-off, tampoco lo acabamos de considerar justo para una plantilla que ha trabajado muy duro durante toda la temporada; y en el momento de paralización de la competición, nuestras jugadoras no habían cedido ni una sola derrota en toda la competición regular, y mantuviesen una ventaja de 6 puntos sobre el segundo clasificado, con un partido menos disputado que sus perseguidoras.

El club insta a la RFEF y al Comité Nacional de Fútbol Sala a que reaccione y entienda las peculiaridades de la competición y no acabe por obligar a unas jugadoras no profesionales a perder todo el verano; y pueda acabar por desahuciar a alguna entidad con gastos innecesarios, por alargar la temporada un mes y medio más; y además implicar a una serie de medidas de seguridad durante el periodo de entrenamiento, que no van a resultar gratuitas; cuando se viene encima del deporte, y de la sociedad en general, una crisis económica importante.